1
Jun
2011
0

Disfruta hoy, es más tarde de lo que crees

A las 2.45 de la mañana del 6 de Agosto de 1945, tres B-29 despegaron de Tinian, una remota isla del pacífico.  El objetivo militar  se encontraba a seis horas de vuelo.

Se trataba de una entre tres ciudades posibles, todas con poblaciones cercanas a los 100.000 habitantes.

El objetivo militar dependería del clima: aquella ciudad que se encontrara sin nubosidad alguna, sería la elegida. El avión meteorológico se aproximó a la primera, y encontró condiciones óptimas.

A las 8.15 el avión Enola Gay dejó caer a Little Boy, la primer bomba atómica. Hiroshima fue incendiada y 120.000 personas murieron en el acto.

En las cavilaciones infinitas del eterno vuelo de regreso, el piloto Paul Tibbets tomó conciencia que si Hiroshima hubiera tenido nubes, la bomba no se habría lanzado. Para tirarla tendrían que haber volado hasta Kokura . Y si en ese objetivo militar también hubiera habido nubes, volar hasta Nagasaki.

Se preguntó cómo era posible que la existencia o no de nubes, determinara la vida o la muerte de 120.000 personas. Pensó en todas las parejas de enamorados, niños, ancianos, adultos preocupados y otros felices que habría en cada una de esas ciudades. Todos tendrían sus vidas, con sus sueños, sus frustraciones, sus anhelos. ¿Cómo era posible que las circunstanciales nubes determinaran dónde tirar la bomba, y por ende, quiénes vivirían y quiénes morirían? ¿Tan frágil y aleatoria era la existencia humana?

Artículo de Juan Tonelli: Disfruta hoy, es más tarde de lo que crees.

15 Respuestas

  1. Pancho

    Yo me pregunto si las cavilaciones del piloto Paul Tibbets, no pasaron por decir : “si yo no lanzaba la bomba 100.000 estarian vivas” solo habla del tiempo. O es una fantacia del autor de la nota o este tipo es un completo hipocrita…

    Las nubes no matan o dejan de matar personas. Son las personas las que matan y provocan genocidios.

    que tipo imbecil este Paul Tibbets…

  2. La nota es ficción. Lo que no es ficción es lo de las nubes.
    Y si bien es cierto que la decisión fatal fue la de tirar la bomba, el piloto es solo un engranaje infeliz, que ni siquiera supo qué es lo que estaba haciendo. Eso fue responsabilidad de Harry Truman.
    Los de las nubes, es solo un detalle con el que jugué para mostrar la aleatoriedad de la vida.

  3. jorge

    se lanzo la bomba (y no lo justifico) porque los militares japoneses de ese entonces bajo ningun punto de vista se rendirian.ademas las bombas se arrojaron sobre las 2 ciudades que comtenian las fabricas de armas de japon.mis condolencias a los caidos en esas circunstancia.

  4. ushita

    Me gusta como relatas, atrapan tus historias, te dejan reflexionando… 😉
    Un detalle menor: “dejó caer a Little Boy, la primer bomba atómica”…. la primerA bomba atomica seria lo correcto.

  5. teresita

    Maravillosa forma de relatar una reflexión que vaya quien a saber si se hizo o no ,lo importante de tu escrito y creo que lo que quieres expresar, esta logrado,la futilidad de la vida humana y como pequeñas decisiones cambian vidas para siempre ,lo que el ser humano ignora (y por eso responsabiliza a persona o circunstancias) es que es creador ,fuimos hechos así ,somos creadores de nuestra vida y muchas veces de las de los demás ,es un precioso don que todo ser humano posee y son muy pocos los que lo aprovechan .
    Lindas palabras señor ,escribe usted muy bien.

  6. Muchas gracias Teresita! Era justamente la idea de este relato: la fragilidad y aleatoriedad de la vida. Lo que no afecta para nada la libertad de la vida humana, que es cómo decidir responder frente a cada circunstancia que se nos plantea…
    La historia es verídica (y terrible).
    Un beso y gracias!
    J

  7. JUSTIN PEREIRA

    Mientras leo las diferentes opiniones mi mente converge en un solo punto , el hombre es capaz de todo lo mejor y todo lo peor , y no me sirve pensar que hay hechos que se llevan a cavo por orden de otros,. Podríamos decir que la mentalidad servil es la que pueden utilizar para tán vajos instintos , y como consecuencia los resultados a la vista. FUÉ UNA MANO quien oprimió el botón y un hombre sin razonamiento…..

  8. Por supuesto, Justin. Uno puede comprender, lo que no quiere decir justificar. El origen de todas las violencias, es el corazón humano. Y en eso, ninguno de nosotros está a salvo. Sin volverme religioso, Pedro negó a su maestro 3 veces en un rato, y alguna frente a una adolescente de 15 años. Otro discípulo lo entregó por un poco de plata. Nosotros podemos cometer las mismas atrocidades, y en contextos determinados, tal vez repetir horrores que nos resultan inimaginables. Pero también está la virtud para no caer en esos abismos.

  9. adriana prieto

    Es que así es, la incertidumbre tendría que, servirnos para disfrutar el hoy, para no entretenernos en lo que sucedió o, en lo que haré. No es porque si que, al hoy le llamemos presente es un regalo que nos da la vida y, en apenas un segundo puede modificarse , pero ese segundo luego sus efectos son eternos.

Deja tu Comentario