coraza de grasa

Nuestros dolores guardados pueden condicionarnos la vida. Nos limitan nuestro crecimiento y desarrollo. Sin que lo sepamos, ellos están cuidándonos de otras situaciones que nuestro inconsciente considera peligrosas. El tema es que al no tener consciencia, no elegimos. Por eso, el principal desafío es poder darnos cuenta de cuáles son esas heridas, esos dolores, esos sufrimientos que guardamos bajo siete candados, pero que en el fondo, nos están arruinando la vida.2

Juan Tonelli – El Pellizco